Parque móvil de los Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha


Algunas CCAA siguen apostando por la imagen de los Agentes Medioambientales y sus vehículos especialmente, que son su herramienta principal de trabajo, medio de locomoción en el que pasan la mayor parte de la jornada de trabajo. También es la imágen del gobierno de la Comunidad, su escaparate de cara al ciudadano, pues los agentes son funcionarios dependientes de ese Gobierno. Por ello, el vehículo al igual que el uniforme es un claro componente de dignidad del trabajador en el desempeño de sus funciones, pues acometer las tareas en un puesto público con uniformidad o un vehículo en mal estado implicaría una imagen negativa del trabajador, así como de la propia administración a la que sirve.
De hecho hay Gobiernos que orgullosos, aprovechan el potencial de los agentes y difunden sus actuaciones en los medios de comunicación como así debe ser, ya que son funcionarios que pagan todos los ciudadanos para que sean efectivos en el medio que trabajan y cumplan con todas las funciones que la ley les encomienda.


Cataluña, Madrid, Canarias o Murcia por poner algunos ejemplos, cuentan con un parque móvil digno, vehículos modernos equipados con puentes luminosos de color azul en función a la legislación vigente, una rotulación adecuada que en todo momento nos informa de ante quién nos encontramos, máxime cuando los Agentes Medioambientales son agentes de la autoridad y también, vehículos ergonómicos y adaptados al difícil terreno como es el monte en el que los agentes pasan su jornada laboral.




Pero el Gobierno de Castilla-La Mancha parece ser una excepción y sigue sin creer en el Cuerpo de Agentes Medioambientales. No les parece importar la imagen que dan ante la sociedad ni tampoco que los agentes desarrollen su trabajo con la máxima seguridad y confort  si de vehículos hablamos. No “vende” sus actuaciones ante la sociedad en las emergencias en que participan: incendios forestales, casos de envenenamientos de fauna, busquedas de desaparecidos en el medio natural y otras emergencias medioambientales.

En cuanto a vehículos, hasta el año 2012 el Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha contaba con 35 Toyotas Land Cruiser con una aceptable rotulación y con los preceptivos dispositivos luminosos. Pero el nuevo Gobierno estimó que eran vehículos de “lujo” y en nota de prensa, refiriendose a estos vehículos como de “alta gama” o “totalmente equipados”, apuntó también en cuanto a los rotativos luminosos que “no sólo no son obligatorios sino que existen dudas sobre la legalidad de que puedan ser utilizados al no estar claro si éstos son “autoridad policial”.

Por ello, los 35 vehículos fueron retirados, siguiéndose pagando su alquiler mientras muchos de ellos cogían polvo aparcados y otros fueron entregados a personal de la empresa pública Geacam.
No bastando con esto, también se retiraron vehículos del Cuerpo que salían a subasta pública sin quitar todos los anagramas y distintivos del Cuerpo o se obsequiaron a Ayuntamientos y otros Organismos.

Así llegamos hasta la fecha de hoy, con el parque móvil de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha más deteriorado y obsoleto, con vehículos que en muchos casos superan los 15 años y 400.000 km y un coste de averías de 2500 €/año. En algunas demarcaciones territoriales el número de vehículos es tan escaso que implica el tener que ir 3 agentes por coche por jornada.


A fecha de hoy se siguen sin instalar los dispositivos luminosos azules que facilitarían el acudir a las emergencias en condiciones de seguridad y a cambio se han entregado unos rotativos portátiles V-2, para vehículos lentos o agrícolas, que no dan el carácter prioritario al vehículo. Y para colmo, de usarse, sería ilegal y el agente tendría que costear la multa, ya que los rotativos que se han proporcionado sólo están destinados a vehículos de obras, servicios, agrícolas o vehículos especiales.

Esta parece ser la deplorable imagen que quieren que demos ante la sociedad:
Parece ser que en las últimas semanas se han adquirido 20 vehículos para toda la región. Claramente insuficientes si se tiene en cuenta que los últimos se adquirieron en 2008 y desde entonces han entrado más de 130 agentes de nuevo ingreso.
Esperemos que al menos vengan correctamente rotulados y con el puente de luces prioritarias V-1 que corresponde.