La nueva Ley de Seguridad Ciudadana clarifica las funciones de los Agentes Medioambientales

El Congreso de los Diputados ha aprobado la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que otorga funciones a los Agentes Medioambientales en su ámbito de actuación.

Los Agentes Medioambientales, el Servicio de Vigilancia Aduanera y la Policía Portuaria tienen en común que se constituyen como colectivos de Policía Administrativa, sin estar a fecha de hoy integrados en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Los dos últimos tienen claras desde hace tiempo las ventajas de quedar reflejados en la Ley Orgánica 2/1986, de 13 marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y así lo vienen reivindicando abiertamente. En el colectivo del que formamos parte, en ocasiones escuchamos cómo algunos dicen “es que entrar ahí nos otorgaría funciones de Seguridad Ciudadana y no queremos eso”. Pues bien, la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que entrará en vigor dentro de poco tiempo, dice lo siguiente:

Leído esto, es evidente y nadie puede negar que las funciones de Seguridad Ciudadana ya han llegado a los Agentes Medioambientales sin estar incluídos en la Ley 2/86. Cabe, por tanto, comenzar a exigir a nuestros Gobiernos formación y medios para ejercer una tarea que nos encomienda nada menos que una Ley Orgánica.

Desde APAM-CLM llevamos tiempo reclamando que nuestro colectivo, el de Policía Medioambiental, debe evolucionar y adaptarse a los tiempos que vivimos. Seguimos anclados al pasado y eso sólo nos conduce a la desaparición. Como muestra, la modificación de la Ley de Montes.

Resulta más que lógico que un colectivo que se constituye como policía mixta (Administrativa y Judicial) y al que ahora se le atribuyen funciones de colaboración en la Seguridad Ciudadana quede recogido en la Ley 2/86, con un marco estatutario propio y unas funciones definidas. Hoy más que nunca esa opción ha cobrado peso, pues las funciones que algunos tenían miedo de asumir, nos han sido otorgadas. Aparecer en esa Ley únicamente traería ventajas, la primera y más relevante, seguir siendo funcionarios. A partir de ahí, desarrollo y evolución.

Cabe destacar que en esta lucha no estaremos sólos. Vigilancia Aduanera y Policía Portuaria cuentan con nosotros para aunar esfuerzos en algo que es justo y que nos permitiría desarrollar con mayores garantías aquella profesión que ejercemos: la protección del medio ambiente.

AEAFMA encabeza este proyecto y cuenta con el total apoyo y respaldo de APAM-CLM en esta ardua tarea, la de llevar al colectivo al lugar que siempre debió ocupar y del que ahora “otros” tratan de adueñarse.