Ocultan en los jardines de una calle de Toledo salchichas con alfileres para dañar a los animales

La dueña de una perra que ingirió algunas, por lo que la tiene que operar, alertó del hecho en una red social. 

Los agentes medioambientales de Castilla-La Mancha investigaban el domingo una denuncia que les llegó vía redes sociales en la que se alertaba a los dueños de mascotas de que en la avenida del Río Estenilla, del barrio de Santa María de Benquerencia (Toledo), en el Polígono, unos desalmados habían dejado en los jardines y zonas de paseo de la vía unos cebos consistentes en trozos de salchichas claveteados con alfileres, para así causar gran daño en las mascotas que los ingiriesen.
La dueña de una perra alertó del hecho después de que el animal comiera alguna de estas salchichas, por lo que tenía que operarla.

El objetivo de estos maltratadores de animales domésticos sería evitar de esta forma brutal que los animales hagan sus necesidades en la vía pública o simple y llanamente a proceder con esta odiosa forma (una variante más) de maltrato animal.
La dueña de un perro, residente en el mencionado barrio del Polígono, fue la que alertó a sus amigos en una red social después de que su perra fuera víctima de los vándalos tras ingerir varias de esta peculiares salchichas.
Es más, anunciaba a través de la red social, el pasado viernes día 4, de que iba a tener que operar a su perra “que ha venido afectada por esta gentuza”. Algunos de sus amigos maldecían asimismo a los autores de este hecho lamentable.
Los agentes medioambientales, que investigaban ayer domingo in situ el hecho y se enteraron del mismo por medio de la red social, hallaron varias muestras de estos cebos execrables.
Se da la circunstancia de que no es la primera vez que suceden hechos de este tipo en Toledo, ya que hace aproximadamente un año los agentes medioambientales también encontraron cebos (trozos de carne) envenenados que provocaron la muerte de más de un perro.

 

Los agentes medioambientales de Castilla-La Mancha investigaban el domingo una denuncia que les llegó vía redes sociales en la que se alertaba a los dueños de mascotas de que en la avenida del Río Estenilla, del barrio de Santa María de Benquerencia (Toledo), en el Polígono, unos desalmados habían dejado en los jardines y zonas de paseo de la vía unos cebos consistentes en trozos de salchichas claveteados con alfileres, para así causar gran daño en las mascotas que los ingiriesen.
La dueña de una perra alertó del hecho después de que el animal comiera alguna de estas salchichas, por lo que tenía que operarla.

 

 Enlace noticia: http://www.encastillalamancha.es/noticia/64377/wwwencastillalamanchaes