¿Hasta cuándo seguirá el Consejero Arroyo incumpliendo su obligación en formarnos?


¿Será porque el Consejero Arroyo está incumpliendo su obligación de que se le imparta formación a los efectivos del Cuerpo de Agentes Medioambientales, en las materias de protección civil, por lo que no se convocó al CAM en la jornada de protección civil en Ciudad Real el pasado sábado día 17 de junio?

Larga pregunta para una corta respuesta:



Para el Cuerpo de Agentes Medioambientales, igual que para cualquier persona que tenga responsabilidad por sus obligaciones, resulta inconcebible y temerario (dadas la obligaciones y responsabilidades que se asignan a los integrantes del sistema de protección civil) que se nos niegue la formación, pero resulta mucho más inapropiado si quien lo incumple es un responsable político del Gobierno.

Desde julio de 2015 los Cuerpos de Agentes Medioambientales de España estamos incluidos específicamente, como servicios de intervención y asistencia en emergencias, en la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil.





Esta inclusión nos infiere al los agentes una obligaciones que deben ir de la mano de un derecho, el de la formación.
No es casualidad, sino una realidad, que los agentes medioambientales somos una potencial respuesta a emergencias y que en muchas situaciones somos los que primero intervienen en ellas debido a su distribución en el terreno y conocimiento del mismo.
Ese derecho a la formación es también una obligación de la Administración, como queda así aparece en el artículo 31 de la mencionada Ley.



Como se lee, no sólo han de facilitar esa formación en materias de las distintas emergencias, también deben promocionar el desarrollo de las competencias de aquellas en las que debamos intervenir dadas nuestras atribuciones jurídicas, competencias profesionales y el acceso a la misma.

Pues tras las evidencias anteriores el Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por Emiliano García Page y bajo la responsabilidad directa del Consejero Francisco Martínez Arroyo, está provocando que la ciudadanía de la región y el resto de ciudadanos del territorio nacional que la visitan estén recibiendo un deficiente servicio de atención a emergencias. Servicio que recordemos es público y que gestionan sin criterio objetivo y mediante las asesorías malintencionadas que juegan con la seguridad de bienes y personas, como así nos trasladó la Escuela de Protección Ciudadana perteneciente a la JCCM ante la pregunta de esta asociación de cuáles habían sido los motivos para dejar a los agentes sistemáticamente fuera de los planes formativos de dicho centro. Su respuesta fue tajante.



El Consejero Arroyo intenta “cubrir el expediente”, mediante la asignación de formación claramente incompleta e insuficiente, ya que no enfoca ni realiza los trámites necesarios para que se gestionen eficazmente los recursos públicos formativos y humanos para atender las emergencias.

Parece una broma de mal gusto y pueril el negar a la ciudadanía de Castilla-La Mancha la mejora y optimización de su sistema de emergencias, al no desarrollar el potencial de los efectivos del Cuerpo de Agentes Medioambientales y negarles formación en protección civil. Pero la realidad es todavía más grotesca al insistir el Consejero Arroyo en bloquear dicha obligatoria formación a pesar de reconocer los responsables de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas que la formación es necesaria para dar el mejor servicio.