“Sin fuego no hay incendio”, guía práctica de los Agentes Medioambientales contra el fuego

La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM-CLM) ha publicado una serie de recomendaciones y sencillos consejos prácticos con el fin de que los ciudadanos sepan qué hacer a la hora de prevenir incendios forestales, dada la época en la que nos encontramos y ante el período de incendios que se avecina debido, principalmente, a la sequía padecida en los meses anteriores.
Por eso, por encontrarnos en el comienzo de la campaña de alto riesgo por incendios forestales, que se prolonga desde junio hasta septiembre en Castilla-La Mancha, y debido a que es la época del año en la que más ciudadanos disfrutan de la naturaleza y que las condiciones meteorológicas son favorables a la propagación de incendios, nos recomiendan lo siguiente:

“PREVENIR INCENDIOS FORESTALES ES RESPONSABILIDAD DE TODOS”
1. No utilices el fuego en el medio natural en la época comprendida entre el 1 de junio al 30 de septiembre, ni tan siquiera en áreas recreativas con barbacoas de obra. Tampoco fuera de esa época cuando las condiciones lo desaconsejen. Sin fuego no hay incendio.

2. Si vas a utilizar maquinaria que pueda producir chispas, deflagraciones o descargas eléctricas, como una radial, motosierra, equipos de soldar… en zonas forestales o dentro de la franja de 400 metros que la rodea, hazlo siempre con autorización administrativa, en días sin viento y asegurando que la maquinaria se utiliza en buen estado de mantenimiento. No te olvides de tener cerca una provisión de agua y/o extintor ante un posible incendio y llevar los trabajos a cabo siempre fuera de la época de alto riesgo por incendios forestales.

3. No se deben realizar trabajos de mantenimiento en las carreteras, con la utilización de maquinaria de tipo desbrozadoras mecánicas de martillos o similar en la época de peligro alto de incendios forestales (1 de junio a 30 de septiembre incluido). Estas labores se deberán realizar preferiblemente en la época de peligro bajo.

4. Las labores agrícolas como las tareas de cosecha se realizaran en días que no se alcancen altas temperaturas (alerta máxima por altas temperaturas), y cosechando desde el perímetro hacia al interior (para evitar la progresión del un posible incendio). Las cosechadoras deben llevar un extintor en el interior del habitáculo y el tubo de escape deberá contar con un dispositivo matachispas. Asimismo, no se debe bajar demasiado el peine de la máquina en zonas de afloramientos rocosos (para evitar las chispas) y se recomienda llevar un depósito de agua.

5. No realizar fuegos de artificio o castillos pirotécnicos en terreno abierto (zona agrícola y/o forestal) y en la época de alto riesgo por incendios forestales. Si estos se realizan en el casco urbano y se prevé que puedan caer restos en zonas agrícolas o forestales, se contará con medios suficientes para la extinción de un posible conato de incendio.

6. No fumar ni arrojar colillas tanto en el monte como en cualquier otro lugar en el que exista vegetación seca. Cobra especial relevancia la prohibición de arrojarlas desde cualquier vehículo. Recordamos también que la circulación de vehículos a motor por el medio natural queda restringida con excepción de las servidumbres de paso legalmente establecidas.

7. Evitar siempre abandonar residuos en el medio natural. Igual que los trajiste puedes llevártelos para depositarlos en el contenedor adecuado.

8. Si accedes al medio natural en vehículo evita siempre aparcarlo en una zona cubierta de pasto, ya que el catalizador y el tubo de escape alcanzan temperaturas altísimas y pueden provocar un incendio al entrar en contacto con la vegetación.

9. Si tu vivienda se encuentra en el medio natural o forma parte de un conjunto de viviendas inmersas en terreno forestal, es importante proyectar una mínima infraestructura contra los incendios, llamado plan de auto defensa. Es aconsejable la realización de una faja perimetral alrededor de la zona urbanizada libre de vegetación, contar con  depósitos de agua con tomas para los medios de extinción, colocar las posibles barbacoas dentro de la parcela de la vivienda, no en un punto del perímetro y a ser posible de obra y provistas con dispositivo anti-chispas y por último, evitar utilizar como seto especies altamente inflamables como las arizónicas.

10. Todos podemos hacer una labor de concienciación. Es importante recriminar actitudes irresponsables a otros usuarios del monte con el objetivo de extender estos consejos.

11. Es importante dar valor a una actitud vigilante cuando vamos al monte, de modo que con nuestra observación podamos ser testigos de acciones o situaciones que puedan provocar incendios, como es la aparición de vertederos ilegales o puntos de vertidos en el monte. Es importante avisar a los Agentes Medioambientales a través del 112 en caso de observar actitudes o situaciones peligrosas. En caso de incendio es importante que facilites a los equipos de emergencia todos los datos que te sean solicitados sobre la situación que estás observando.

12. Es importante hablar también de la prevención pasiva, como es exigir a los gobernantes mayores recursos económicos para invertir en prevención de incendios, labores selvícolas que generen puestos de trabajo en el medio rural y que, en caso de incendio forestal, frenarán el avance de las llamas.

13. Prevenir incendios forestales de forma pasiva también pasa por poner en valor los recursos  forestales. Montes de los que se extraen productos comerciales son más valorados y cuidados por los ciudadanos. Por el contrario, montes que no se ponen en valor: turismo, setas, madera, apicultura, caza y pesca, etc…., son susceptibles de abandonarse y ser pasto de las llamas mucho más fácil.

14. En caso de incendio sólo intenta apagarlo si es incipiente.  Cuando te encuentres cerca de un incendio evita vaguadas y zonas con acumulación de vegetación, camina en contra de la dirección del viento, nunca ladera arriba y si es posible acércate a zonas ya quemadas. Piscinas, arroyos o zonas rocosas también pueden ayudarnos a librarnos del fuego.

Y, recuerda, en caso de incendio llama al 112 y reclama la presencia de los Agentes Medioambientales.